top of page
Buscar
  • Foto del escritorDiócesis de Celaya

Licenciado en administración será ordenado diácono

José Alfredo Marcial Zúñiga


 

Nació en Celaya Guanajuato el 5 de noviembre de 1987.


Hijo del Sr. Alfredo Marcial Silva y la Sra. Marta Cecilia Zúñiga García

Es el 4to de nueve hermanos: Daniel, Antonio, Gabriela, Laura, Guillermo, Alberto, Sandra y Eduardo.


Realizo sus estudios de prescolar.  La primaria en la escuela constitución de 1857. La secundaria en la General no.5 Salvador Zúñiga Cardona. La preparatoria en el Centro Médico Quirúrgico.


Realizó los estudios de licenciatura en Administración de Empresas en el Tecnológico de Roque. Los estudios de Filosofía en el Seminario Conciliar de Querétaro. Los estudios de Teología en el seminario Diocesano de Celaya.


Inició su camino en un instituto vida religiosa en agosto del 2011, más tarde pasa a ser parte de la vida diocesana en el 2023.


En el 2021 recibió los ministerios de Acolitado y Lectorado.


Actualmente se encuentra en el año de inserción pastoral a cargo del Pbro. Ezequiel Puente Toledo, en San Luis de la Paz.


Realiza su año de pastoral en la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe en Los Rodríguez, san Miguel de Allende, acompañado del Pbro. Vidal Rodríguez Turrubiate.


Será ordenado diácono el próximo 5 de febrero de 2024 en el Seminario Diocesano de Celaya, a las 11 a.m.

 

1055 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

EVANGELIO Y COMENTARIO

X DEL TIEMPO ORDINARIO El pecado corrompe el ser PRIMERA LECTURA El Señor puso enemistad entre la serpiente y la mujer Del libro del Génesis 3, 9-15 Después de que el hombre y la mujer comieron del fr

EVANGELIO Y COMENTARIO

IX DEL TIEMPO ORDINARIO El descanso es sagrado PRIMERA LECTURA Recuerda que fuiste esclavo en Egipto. Del libro del Deuteronomio 5, 12-15 Esto dice el Señor: "Santifica el día sábado, como el Señor, t

EVANGELIO Y COMENTARIO

Solemnidad, LA SANTÍSIMA TRINIDAD ¡Oh, augusta Trinidad! PRIMERA LECTURA El Señor es el Dios del cielo y de la tierra, y no hay otro. Del libro del Deuteronomio 4, 32-34. 39-40 En aquellos días, habló

Comments


bottom of page